Deportes

clubes, equipamientos, alquiler de pistas

Ponte en forma
Lebrija se mueve
Reserva tu pista
Firma convenio LAS Marismas (1)

Las Marismas sustituye sus embalajes para reducir el impacto medioambiental en la logística

La cooperativa incorpora bidones de cartón a través de un acuerdo firmado con el Grupo Hinojosa, especializado en packaging

La cooperativa Las Marismas de Lebrija ha firmado hoy un acuerdo con el Grupo Hinojosa, especialista en soluciones de packaging, para sustituir el sistema de embalaje de metal utilizado hasta el momento en el transporte de tomate concentrado por bidones de cartón. La cooperativa ha invertido un millón de euros en este proyecto pionero en Europa, a través del cual han adquirido 400.000 nuevos envases.

“La incorporación de este nuevo sistema permitirá reducir el impacto medioambiental en la fase de transporte, ya que los bidones de cartón pesan la mitad que los utilizados hasta la fecha”, explica el presidente de Las Marismas, Juan Sánchez. Estos embalajes fomentan igualmente la economía circular al estar fabricados en su totalidad con papel reciclado y ser 100% reciclable, de modo que podrán gestionarse como un residuo de cartón por parte del destinatario de la mercancía. De esta forma, “al no haber logística inversa, se favorece  un transporte más sostenible”, explican desde el Grupo Hinojosa.

Este embalaje garantiza también la máxima calidad de la mercancía durante el porte, incluso si es de larga distancia, ya que el producto se conserva en una bolsa aséptica que mantiene las propiedades del tomate. En este sentido, la incorporación de este nuevo sistema se traduce en un gran beneficio medioambiental a nivel internacional, si se tiene en cuenta que el 60% del tomate que se consume en Europa procede del sur de España.

En la rúbrica del convenio han estado presentes el presidente de Las Marismas de Lebrija, Juan Sánchez, y su homólogo en el Grupo Hinojosa, Rubén Martínez. Además, también ha participado en la firma el presidente de la cooperativa Tomates del Guadiana, de Santa Amalia (Badajoz), Domingo Fernández, entidad que también se ha sumado a este convenio de colaboración. Entre ambas cooperativas suman una producción de 600.000 toneladas de tomate y en torno a 120.000 toneladas de tomate concentrado. El Alcalde, Pepe Barroso, presente en el acto, ha querido destacar que "de nuevo la Cooperativa de Las Marismas, sus agricultores, y agricultoras son noticia por estar a la vanguardia mostrando con esta firma, además, su firme compromiso con el medio ambiente".

La sustitución de bidones se suma a otras medidas implantadas por Las Marismas en pro de una producción más sostenible. Así la cooperativa es un referente en residuo cero, al tener toda su producción integrada, “lo que garantiza la trazabilidad del tomate desde el invernadero hasta que llega a la planta de transformación”, recalca su presidente.  Además, están a la espera de que el Gobierno central apruebe medidas para el uso de energías renovables, con la intención de ejecutar un proyecto de autoabastecimiento de energía.

Sobre la cooperativa

Las Marismas de Lebrija es una cooperativa de primer grado que aglutina alrededor de 580 agricultores de la comarca sevillana del Bajo Guadalquivir. Especializada en el cultivo de tomate de industria, con 7.000 hectáreas y una producción media de 300.000 toneladas, que tras pasar por la planta de transformación de la propia cooperativa supone una producción de entre 50.000 y 60.000 toneladas de tomate concentrado, esta cooperativa representa un 25% de la producción nacional y un 20% a nivel europeo. El 98% del tomate concentrado elaborado por Las Marismas se destina a mercados internacionales de los cinco continentes. En Europa, sus principales destinos son Alemania, Francia e Italia. Además, Las Marismas de Lebrija siempre ha apostado por la diversificación de cultivos, entre los que destacan el algodón, la zanahoria, el trigo, el maíz y el girasol.

La cooperativa Las Marismas de Lebrija ha firmado hoy un acuerdo con el Grupo Hinojosa, especialista en soluciones de packaging, para sustituir el sistema de embalaje de metal utilizado hasta el momento en el transporte de tomate concentrado por bidones de cartón. La cooperativa ha invertido un millón de euros en este proyecto pionero en Europa, a través del cual han adquirido 400.000 nuevos envases.

“La incorporación de este nuevo sistema permitirá reducir el impacto medioambiental en la fase de transporte, ya que los bidones de cartón pesan la mitad que los utilizados hasta la fecha”, explica el presidente de Las Marismas, Juan Sánchez. Estos embalajes fomentan igualmente la economía circular al estar fabricados en su totalidad con papel reciclado y ser 100% reciclable, de modo que podrán gestionarse como un residuo de cartón por parte del destinatario de la mercancía. De esta forma, “al no haber logística inversa, se favorece  un transporte más sostenible”, explican desde el Grupo Hinojosa.

Este embalaje garantiza también la máxima calidad de la mercancía durante el porte, incluso si es de larga distancia, ya que el producto se conserva en una bolsa aséptica que mantiene las propiedades del tomate. En este sentido, la incorporación de este nuevo sistema se traduce en un gran beneficio medioambiental a nivel internacional, si se tiene en cuenta que el 60% del tomate que se consume en Europa procede del sur de España.

En la rúbrica del convenio han estado presentes el presidente de Las Marismas de Lebrija, Juan Sánchez, y su homólogo en el Grupo Hinojosa, Rubén Martínez. Además, también ha participado en la firma el presidente de la cooperativa Tomates del Guadiana, de Santa Amalia (Badajoz), Domingo Fernández, entidad que también se ha sumado a este convenio de colaboración. Entre ambas cooperativas suman una producción de 600.000 toneladas de tomate y en torno a 120.000 toneladas de tomate concentrado. El Alcalde, Pepe Barroso, presente en el acto, ha querido destacar que "de nuevo la Cooperativa de Las Marismas, sus agricultores, y agricultoras son noticia por estar a la vanguardia mostrando con esta firma, además, su firme compromiso con el medio ambiente".

La sustitución de bidones se suma a otras medidas implantadas por Las Marismas en pro de una producción más sostenible. Así la cooperativa es un referente en residuo cero, al tener toda su producción integrada, “lo que garantiza la trazabilidad del tomate desde el invernadero hasta que llega a la planta de transformación”, recalca su presidente.  Además, están a la espera de que el Gobierno central apruebe medidas para el uso de energías renovables, con la intención de ejecutar un proyecto de autoabastecimiento de energía.

Sobre la cooperativa

Las Marismas de Lebrija es una cooperativa de primer grado que aglutina alrededor de 580 agricultores de la comarca sevillana del Bajo Guadalquivir. Especializada en el cultivo de tomate de industria, con 7.000 hectáreas y una producción media de 300.000 toneladas, que tras pasar por la planta de transformación de la propia cooperativa supone una producción de entre 50.000 y 60.000 toneladas de tomate concentrado, esta cooperativa representa un 25% de la producción nacional y un 20% a nivel europeo. El 98% del tomate concentrado elaborado por Las Marismas se destina a mercados internacionales de los cinco continentes. En Europa, sus principales destinos son Alemania, Francia e Italia. Además, Las Marismas de Lebrija siempre ha apostado por la diversificación de cultivos, entre los que destacan el algodón, la zanahoria, el trigo, el maíz y el girasol.

Firma convenio LAS Marismas (2)