Deportes

clubes, equipamientos, alquiler de pistas

Ponte en forma
Lebrija se mueve
Reserva tu pista
Colocación de las doce campanas de la Torre de la Giraldilla (3)

Las doce campanas de la Torre regresan a Lebrija

Se ha concluido un intenso proceso de restauración; a partir de hoy, volverán a sonar

Colocación de las doce campanas de la Torre de la Giraldilla (2)

Hoy, jueves 13 de junio de 2019, regresan las doce campanas de la torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Oliva de Lebrija,  una vez concluido su proceso de restauración. La actuación ha sido promovida por la propia Parroquia, encargándose de su ejecución la empresa Campanas y Relojes Rosas, Artesanos Campaneros de Torredonjimeno (Jaén).

Los trabajos comenzaron con la solicitud a la Delegación Territorial de Sevilla de la retirada de las campanas en el mes de octubre de 2018, dado que al ser el monumento un Bien de Interés Cultural declarado (BIC), cualquier actuación  en el mismo requiere la autorización previa de la Consejería competente en materia de patrimonio histórico, tal y como marca  la legislación vigente.

Emitido el informe favorable por la Comisión Provincial del Patrimonio Histórico, las campanas se bajaron el 14 de diciembre de 2018. Desde entonces y hasta hoy,  las campanas se han hallado en Torredonjimeno (Jaén), en las instalaciones de la empresa de Campanas y Relojes Rosas, donde se ha llevado a cabo la totalidad de la intervención.   

La actuación desarrollada comportó, en primer lugar, el análisis de cada una de las doce campanas y la elaboración -en base a los datos obtenidos- del pertinente proyecto de restauración. El Proyecto fue informado favorablemente por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, en sesión celebrada el 12 de abril de 2019, al considerarse que la actuación a realizar era respetuosa con las piezas a restaurar y con el BIC de la Iglesia donde se encuentran, ayudando a mejorar su conservación, capacidad de uso y seguridad, respetando los valores del Conjunto Histórico de Lebrija. Con posterioridad, y ya comenzados los trabajos de restauración, los agentes del proyecto estimaron adecuado modificar el procedimiento de limpieza de los bronces contemplado en el documento autorizado con vistas a eliminar las manchas de pinturas . De este modo, se pasó a un método de limpieza consistente en la utilización de un chorro a presión regulada con microesferas de vidrio. 

A partir de hoy, con el regreso a Lebrija de las doce campanas, la torre de la Iglesia de la Oliva podrá volver a sonar una vez finalizada la intensa restauración practicada a estos elementos de gran valor patrimonial e identitario.