Empresas

perfil del contratante, facturación, consursos

Perfil del contratante
FACTURACION ELECTRONICA
EMPLEABILIDAD UNIVERSITARIA
poli corona

Policía Local y Guardia Civil desalojaron el pasado sábado un "campito" en el que se estaba celebrando una fiesta con más de 75 personas

25/08/2020

El Ayuntamiento de Lebrija apela a la responsabilidad individual para prevenir rebrotes  

El Ayuntamiento de Lebrija y las fuerzas de seguridad ciudadana locales insisten en la necesidad de que la ciudadanía sea responsable como condición esencial para prevenir rebrotes de coronavirus, una pandemia que ha causado miles de fallecidos y enfermos y a la que aún ha de hacerse frente. 

Este llamamiento a la concienciación social se hace aún más perentorio ante los hechos acaecidos el pasado sábado, 22 de agosto, cuando la Policía Local, en coordinación con la Guardia Civil, tuvo que intervenir en un campo del diseminado de Lebrija para desalojar una fiesta en la que se había congregado un importante número de jóvenes, en concreto, en torno a 75 y 80 personas. Como consecuencia de ello, el propietario de la finca en la que se estaba celebrando la fiesta fue denunciado por las fuerzas de seguridad, en cumplimiento del decreto-ley 21/2020 de 4 de agosto por el que se establece "el régimen sancionador por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía ante la COVID-19".

Cabe recordar que, tal y como establece el mencionado decreto, "la celebración de reuniones, fiestas o cualquier otro tipo de actividad o acto esporádico o eventual, en espacios públicos o privados, en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de medidas sanitarias de prevención y puedan suponer un daño o riesgo grave para la población" constituirá una infracción grave. 

La aparición de rebrotes epidémicos, asociados sobre todo al ocio nocturno, ha hecho que éste se limite. Las fuerzas de seguridad advierten que en las propiedades privadas es aún más complicado que se cumplan las medidas preventivas indicadas por las autoridades sanitarias, como el uso de mascarillas, el respeto a la distancia social o la prohibición de fumar cuando ésta no se garantice. De este modo, las fiestas privadas, en las que no hay control de aforos ni de tales medidas preventivas, constituyen un posible foco de rebrotes que hay que evitar. "Cerrar discotecas pero trasladar el peligro a los domicilios o fincas privadas es trasladar el riesgo, incluso asumir un mayor riesgo, dado que en estos espacios no hay más control que el de la responsabilidad individual y en contextos de fiesta en los que se consume alcohol, es más complicado mantener una conducta correcta", ha manifestado la delegada de Seguridad Ciudadana, María Regla Martínez Bernabé.